© Elisabeth Alba. Joyería Artístia /joyas de autor.   

Contacto España

Atención al cliente

 + 34 606861618

info@elisabethalba-joyeriaartistica.com

 

Aparición en Prensa Especializada

BIOGRAFIA DE LA DISEÑADORA ELISABETH ALBA, JOYAS DE DISEÑO, DISEÑO DE JOYAS, JOYAS PERSONALIZADASJOYERIA ARTISTICA

DISEÑO DE JOYAS PERSONALIZADAS, ALIANZAS DE BODA

Una historia que empezó allá por los 70's cuando apenas tenía 6 o 7 años, siempre estaba acompañada de mis libretas, papeles y lápices de colores. Me acompañaban a todas partes.
 
 Cuando iba con mi madre, mis primas o mis tías a la peluquería y ojeaba las revistas de moda, veía las fotos de los desfiles, los trajes,… a diferencia de otras niñas que querían ser modelos y actrices, yo soñaba con ser quien creaba aquellos magníficos vestidos.
 
Puede parecer un tópico, mi musa era la gran COCO CHANEL y también soñaba con Balenciaga, Dior…
 
Mi mejor amiga era COCO, una señora muy rara, con mucho carácter a la que me encantaba explicarle mis sueños de grandeza, “ideas locas de niña, que en su mente eran reales, las saboreaba, le confiaba que algún día la conocería y diseñarían juntas en su ático de París”.
 
Una niña con una imaginación increíble, todo lo que necesitaba para ser feliz, era estar rodeada de lápices y papeles, aislada del mundo recreando su sueño de fantasía. Con unos padres preocupados por ella, tan ensimismada en lo suyo y tan tímida ha mismo tiempo, tan en su mundo creativo que apenas tenía un par de amigas y por supuesto su gran “COCO”. Jamás la veían leer un libro, hacía los trabajos del “cole” justitos porque le iba la vida en dibujar.
 
No fue fácil pero con el tiempo se dieron cuenta que era feliz y que no había de que preocuparse.
 
Y llegó la adolescencia y llegó el instituto y con ellos la rebeldía… no le motivaba hacer BUP ni Formación Profesional, pero el destino quiso que pudiese entrar al único instituto de España que en aquel momento impartía Bachillerato Artístico en fase experimental (1986), así que lo tomó como una señal. Ese era su camino y así debía de ser. No podía ser de otra forma.
 
Al final esa chica soñadora, romántica, exageradamente tímida y un poco boba pero luchadora hasta la saciedad, vio cumplido su sueño.
 
En aquellos años la revista Vogue, era muy exclusiva y solo algunas chicas tenían acceso a ella. Con 16 años en un intercambio cultural a Francia su amiga Miriam tenía una,… al ver mi cara de asombro, sorpresa y admiración, literalmente "alucinó", sobre todo porque en portada esta mi estimada diseñadora y en el interior un artículo de 8 páginas sobre su vida y obra. Aún recuerdo como si fuese hoy su cara de felicidad al regarme el ejemplar.
 
Por aquel entonces ya diseñaba pensando en el día que conocería a COCO, diseñaba sombreros y joyas para complementar tus looks. Todos los días antes de ir a dormir tenía que dedicar un rato a diseñar y escribir todas sus ideas, plasmar sus descubrimientos y solo de ese modo era capaz de vaciar su mente y relajarla para descansar.
 
Cuando cumplió los 18 decidió que la moda podía esperar, descubrió el fantástico mundo del arte en mayúsculas y se enamoró de las vanguardias artísticas. Empezó a investigar, a descubrir artistas y movimientos asombrosos, para el proyecto final del bachillerato realizó tres estilismos uniendo moda y vanguardias artísticas, 1 con inspiración impresionista, 1 siguiendo los parámetros futuristas y el tercero junto a un compañero de inspiración DADA.
Fueron días maravillosos, sin tiempo para comer ni dormir, diseñando y creando las 24 horas, sombrillas, broches, vestidos y zapatos, pero daba igual, eso era lo que necesitaba para alimentar cuerpo, mente y alma. Crear, crear y crear…
 
Y llegó la Universidad, se licenció en  Bellas Artes, escogió escultura porque crear volumen, transformar los materiales era lo suyo. Descubrió los metales, alquimia transformadora del fuego, las infinitas posibilidades que ofrecía y se agarró a este material hasta el día de hoy y aunque ha experimentado y experimenta con otros muchos materiales su fetiche es el frio metal y la capacidad del fuego para transformarlo en cosas increíblemente hermosas.
 
Sus diseños dejaron de ser solo papel, a partir de 1996 sus creaciones empezaron a ser objetos reales y su pasión, su amor por aprender, experimentar, crear y externalizar sus sentimientos y emociones aumenta día a día.
 
Y después de tantos años, sigue conversando con su amiga COCO, nunca llegó a conocerla personalmente, le sigue confesado sus proyectos y creyendo que sus diseños compartirán pasarela con grandes modistos y serán expuestos en los escaparates más lujosos de mundo.
 
Y es que aquella niña nunca ha dejado de serlo, despierta cada mañana con las mismas ganas, ilusiones y sueños de su infancia. Con esa pasión que crece día a día y por fin aprendió a ser extrovertida para salir al mundo y mostrar su trabajo, de este modo empezó a conseguir metas y logros, exposiciones internacionales, artículos en revistas como su admirada musa.
 
Aquella niña hoy sueña con exponer en New York, Moscú,… sueña con ponerse el arte por montera y recorrer el mundo mostrando y vendiendo sus joyas, sueña con verlas en los cuerpos de actrices famosas en las alfombras rojas, azules, rosas…
 
Esta es mi increíble historia de amor, rebeldía, pasión, con sus altos y bajos, que crece a cada instante, de las verdaderas.